Formarse para ser psicoanalista en Madrid

Anterior Siguiente
(0) 12/05/2017 17:29h
Formarse para ser psicoanalista en Madrid

Después de haber recibido varias solicitudes de información al respecto, aquí una respuesta.
 
La formación psicoanalítica en Madrid, como en todo el mundo, se realiza dentro de un instituto psicoanalítico, que pertenece a una sociedad psicoanalítica.
 
En España existen numerosas asociaciones y sociedades psicoanalíticas, pero sólo dos de ellas son Sociedades Componentes de la Asociación Psicoanalítica Internacional (API): la Sociedad Española de Psicoanálisis, en Barcelona, y la Asociación Psicoanalítica de Madrid, en Madrid, y con representación en Valencia y Bilbao.
 
La API fue fundada por Freud en 1910 (ver la historia de la API) y federa a más de 110 Sociedades Componentes en el mundo, cada una de ellas dotada de un Instituto de Formación. En el mundo hispano-hablante existen las Sociedades españolas antemencionadas, y otras 20 de América Latina. La API garantiza que sus Sociedades Componentes, y la formación psicoanalítica de sus Institutos, mantengan los más altos criterios éticos, científicos y profesionales, y vela por su funcionamiento óptimo.
 
Existen ligeras diferencias de formación entre los distintos Institutos, pero en todo el mundo la formación psicoanalítica de la API se fundamenta sobre tres pilares de base: el análisis personal, las supervisiones clínicas y los seminarios teóricos. Su implementación concreta depende de las referencias culturales y teóricas de los países. Para no extendernos demasiado, nos limitaremos a describir cómo se lleva a cabo en Madrid.

Ante todo, señalemos que la ley española exige que aquellas personas que desean formarse como psicoanalistas deben haber hecho estudios previos de medicina o psicología.

Para solicitar el ingreso en el Instituto de Psicoanálisis de Madrid es necesario haber realizado previamente tres años de análisis personal, a no menos de tres sesiones semanales, con un Miembro Titular de la APM.

La base fundamental de toda formación psicoanalítica es el análisis personal. Este permite establecer un contacto profundo y auténtico con el propio inconscientes, y asir, por vía experiencial, su funcionamiento íntimo. El análisis ayudará al analista en formación (AeF) a resolver las eventuales dificultades personales que pudiera tener, y le ayudará a diferenciar, en los tratamientos psicoanalíticos que realiza, lo que le pertenece y lo que pertenece al paciente –– es el garante de la ética psicoanalítica. También facilita el manejo sutil, y siempre dinámico, de la proximidad-distancia óptima con los pacientes.

El psicoanálisis personal sucede en la más estricta confidencialidad, como todos los demás análisis. No existe ningún contacto entre el analista del AeF y la Comisión de Enseñenza del Instituto. Es enteramente independiente del resto de la formación, y su duración no está ligada a ella.

Es deseable que al menos los tres primeros años tengan lugar antes de entrar en el Instituto, para limitar las interferencias al principio del tratamiento (como podría suceder teniendo un contacto con el propio analista en el Instituto o en las actividades de la APM) y así poder preservar la libertad asociativa del paciente que desea convertirse en psicoanalista.

Una vez este requisito mínimo está satisfecho, se pueden solicitar las entrevistas de admisión a la Comisión de Enseñanza del Instituto. Éstas permitirán evaluar el funcionamiento psíquico, la capacidad de introspección y la aptitud profesional del futuro psicoanalista. So solicitud podrá ser aceptada, aplazada o rechazada.

Una vez aceptado, el AeF podrá comenzar las supervisiones clínicas y los seminarios teóricos.

Las supervisiones consisten en una discusión semanal del material clínico de un paciente del AeF en análisis con un psicoanalista experimentado de la APM, que puede ser elegido libremente entre los Miembros con Función Didáctica. Es una forma de clase particular muy profunda en la que los movimientos psíquicos del paciente, así como los que éstos evocan en el analista, pueden ser trabajados entre el supervisor y el AeF para transmitir la práctica del psicoanálisis al futuro psicoanalista. Se tendrán que hacer dos supervisiones, con dos pacientes en análisis, de una duración mínima de dos años cada uno, con supervisores distintos.

Los seminarios teóricos en el Instituto de Madrid se desarrollan sobre dos vías paralelas que aspiran a conjugar rigor y libertad. Por un lado, el estudio de la obra de Freud durante cuatro años para adquirir las bases fundamentales del psicoanálisis, y comprender los orígenes de los desarrollos posteriores. Por otro lado, un mínimo de cinco seminarios, de duración anual ––libremente elegidos en función de los intereses personales y las necesidades de formación del AeF–– que tratan la técnica psicoanalítica, la psicopatología, la escucha analítica y las fases del desarrollo, o bien sobre autores importantes tales como Klein, Lacan, Bion, Green, Winnicott, etc. El objetivo de los seminarios es profundizar y ampliar al máximo las referencias teórico-clínicas del analista para aportarle la más amplia capacidad de comprensión posible.

Una vez terminadas las supervisiones y los seminarios, si el AeF desea pertenecer a la APM tendrá que escribir un trabajo sobre un tratamiento psicoanalítico no supervisado que será evaluado por un Comité de Lectura.

Aunque exigente, la conjunción del análisis personal, las supervisiones y los seminarios hacen de la formación una etapa muy estimulante del desarrollo profesional donde se suele notar un notable progreso en la comprensión de los pacientes.

Anterior Siguiente
Psicoanálisis en Madrid, Psicólogo en Madrid, Psiconalista en Madrid

Comentarios (0)

Haga un comentario

Todos los campos son obligatorios. Los comentarios serán revisados antes de su publicación. Su email sólo será utilizado para informarle del estado de su comentario, en ningún caso será publicado ni proporcionado a terceros.

Código de seguridad, escriba el texto mostrado en la imagen.