Psicoanalista en MadridPsicoanalista en Madrid Psicólogo en MadridPsicólogo en Madrid

Psicólogo y Psicoanalista en Madrid

Bienvenido a la consulta de Charles E. Baekeland, psicólogo-psicoanalista en Madrid. Este sitio está diseñado para que una persona que está buscando ayuda psicológica pueda informarse sobre la psicología, la psicoterapia y el psicoanálisis antes de decidirse a comenzar. 

El objetivo de la psicoterapia, y del psicoanálisis, es ayudar a los pacientes a transformar el sufrimiento emocional estancado en una experiencia de vida más satisfactoria, y menos apresada por síntomas. Este proceso se lleva a cabo a través de la comprensión profunda, y cuidadosa, de sus dificultades. 

Le invito a explorar el sitio para saber más y hacerme cualquier pregunta que le pueda surgir. 

Blog Psicoanalista en Madrid

Psicoanálisis del fanatismo: conferencia en Madrid

Psicoanálisis del fanatismo: conferencia en Madrid

Introducción al Funcionamiento Mental Fanático

 
Conferencia en el Círculo de Bellas Artes, Madrid, 8 de abril 2015
  
Definición
 
El fanatismo es una creencia o comportamiento que implica un apasionamiento y celo acríticos, particularmente para causas religiosas, políticas o ideológicas, y que insiste en estándares muy estrictos sin ninguna tolerancia por ideas u opiniones contrarias. El fanático sabe que tiene La Verdad y odia cualquier otro punto de vista. Dicho esto, no debemos olvidar que todos tenemos la necesidad de tener ciertas creencias y convicciones para poder funcionar en el mundo, aunque no sean necesariamente racionales, y que todos podemos volvernos un poco fanáticos cuando nuestras creencias son cuestionadas.
 
Etimología del término
 
La palabra fanático procede etimológicamente de la palabra latina “fanum”, el templo romano donde iban los oráculos. En este templo se celebraba el culto de la diosa “Ma Bellone”, una figura de la mitología romana, diosa de la Guerra, que encarnaba más los horrores de la guerra que los aspectos heroicos. Los adivinos que interpretaban los augurios, y los sacerdotes de la diosa, inspirados por el más allá, entraban en un extático delirio religioso donde se contorsionaban furiosamente y a veces llegaban a automutilarse con espadas y hachas, dejando fluir su sangre.
 
A estos adivinos se les llamaba los “fanatici”. “Fanum” tiene la misma raíz que “vates”, el profeta, y el “fanum” es el lugar de la profecía. El culto a “Ma Bellone”, más tarde incorporado al culto de Cibeles, era el culto de la guerra y del suelo de la patria. Devoto a un dios, el “fanaticus” habla en su nombre y con su autoridad.
 
Debemos notar que al principio la palabra “fanaticus” no era peyorativa, los “fanatici”, frenéticamente agitados y transportados por un furor religioso, eran los medios por los cuales podía ser conocida la voluntad divina y conocerse el destino. Sin embargo, más tarde esta misma excitación y la incoherencia de su discursos inquietaban al cristianismo y fueron poco a poco amalgamados al paganismo, a los mahometanos y a ciertas ramas del cristianismo también.

Dos tipos de fanáticos

Nuestro colega Manuel Martínez les habrá hablado de esto en detalle el mes pasado, así que seré breve. Podemos distinguir entre el fanático originario, fantizante, y el fanático inducido. El primero tiene la autoridad que le permite dar a sus tropas (los fanáticos inducidos) la autorización de vencer las inhibiciones impuestas por su consciencia moral. Un ejemplo claro de esto, entre muchos otros, es el hitlerismo, donde personas que en otras circunstancias no habrían hecho aquello fueron llevados a ello.
 
La estructura mental del fanático original, fanatizante, es más compleja, más torcida, que la de sus seguidores. Los fanáticos inducidos pueden ser conformistas a quienes el fanatizante les permite expresar inquietudes o heridas sin culpa. Buscan la seguridad asociándose a alguien todopoderoso pero esa seguridad terminará por derrumbarse ya que el círculo de enemigos no para de crecer en un sistema paranoide y termina por derrotarles. El fanatizante es una personaje con una enorme personalidad, invasora, con tendencia a volver todo hacia sí mismo, estar obsesionado con el poder, cercanos al delirio. El fanático inducido es más bien alguien que busca fundirse en el grupo, perder su individualidad y ser una rueda más en el mecanismo.
 
 

» Seguir Leyendo

(0) 06/05/2015 10:01h Psicoanálisis en Madrid, Psicoanálisis Internacional, Psiconalista en Madrid

Psicólogo Madrid

Psicólogo calle Argensola, Madrid. Psicólogo Alonso Martínez Madrid. Psicólogo barrio de Justicia, Madrid.

Si uno busca un “Psicólogo en Madrid”hay varias maneras de hacerlo; puedes preguntar a un amigo si conoce algún psicoterapeuta en Madrid o incluso si alguien conoce a una persona que haga terapia psicológica en Madrid.
 
Hay muchos expertos psicólogos y también muchos que quisiesen ser más expertos pero no son suficientemente especializados en tratamientos psicológicos en Madrid. Luego también es común que la gente no sepa lo que es la diferencia entre un psicólogo, un psiquiatra, un psicoterapeuta y un psicoanalista. Los formaciones y la experiencia profesionales de todos estos campos son similares pero también bien diferentes y no todas las consultas psicológicas en Madrid deberían dirigirse a los mismos expertos profesionales de la salud mental. 

La mayoría de las personas en Madrid consultan por problemas de ansiedad, depresión, baja autoestima y puede que necesiten de la ayuda de un psicólogo y de un psiquiatra o solamente de un psicoterapeuta. El proceso de diagnóstico y tratamiento de las enfermedades mentales puede ser llevado a cabo por un psicólogo en Madrid o por otros expertos que trabajan con el sufrimiento emocional. Muchas personas sufren emocionalmente en silencio y no se atreven a decirles a sus personas cercanas que necesitan ayuda por vergüenza o culpa. Los problemas relacionales y los problemas sexuales en Madrid también son frecuentes y un psicólogo puede ayudar al paciente a mejorar y disfrutar de la vida más.
 
Los trastornos psicológicos en Madrid tienen muchas fuentes y necesitan tratamientos específicos. Los psicofármacos son a veces necesarios cuando los síntomas son tan fuertes que impidan que el paciente mantenga sus responsabilidades mínimas. Un psiquiatra recetará la dosis mínima para rebajar los síntomas a un nivel vivible y luego el paciente tendrá que hacer terapia psicológica para resolver los problemas profundos que tiene.
 
El tratamiento de la ansiedad por un psicólogo en Madrid es una demanda muy frecuente. La psicología entiende que ansiedad es una señal de alarma que manda al cuerpo frente a lo que es percibido como una amenaza interna. La ansiedad conlleva mucho sufrimiento para quien lo sufre y suele interferir de manera importante es la vida de la persona; es frecuente que la ansiedad de Madrid se manifieste por insomnio, nerviosismo, y fobia social. Un psicólogo en Madrid estará acostumbrado a tratar la ansiedad ya que es tan común. Las fuentes de la ansiedad en Madrid pueden se muy variadas, puede ir desde la ansiedad frente a un examen y ser un síntoma de una trastorno psicológico generalizado de ansiedad o incluso una manifestación de una psicosis incipiente. El tratamiento de la ansiedad de Madrid por un psicólogo necesita paciencia y trabajo profundizado ya que hay que entender cuales son las raíces inconscientes de esa ansiedad. Muchas personas sufren de ansiedad de Madrid y buscan tratamiento psicológico pero no saben qué tratamiento psicológico de la ansiedad será el más eficaz. Una buena manera de empezar es pedir un consulta psicológica en Madrid sobre la ansiedad para ver qué método utiliza el psicólogo y si uno se encuentra cómodo con ello. Es importante saber diferenciar de qué tipo de ansiedad la persona sufre ya que la investigación neurológica ha demostrado que existen dos tipos de ansiedad diferentes, que correspondes a percepciones de peligros diferentes. En el tratamiento de la ansiedad es importante acertar en saber de qué tipo de ansiedad está sufriendo esa persona. La ansiedad en Madrid puede curarse y la persona podrá sentirse más tranquila después de un buen tratamiento psicológico hecho por un psicólogo en Madrid.